Obra de San Pedro Apóstol

  • HISTORIA

    La Obra de San Pedro Apóstol (OSPA) fue fundada en 1889 en Caen, Francia, por Estefanía y Juana Bigard (madre e hija). Favorecida con el apoyo de la Santa Sede, se difundió en la mayor parte de las diócesis de Europa y de América.

    La sede central fue transferida a Roma en 1920 y dos años después, el 03 de mayo de 1922, la Obra de San Pedro Apóstol recibió el título oficial de Pontificia.

    En México, no hay datos claros sobre el caminar de la Obra de San Pedro Apóstol, hasta el año de 1932 cuando Don Rafael Vallejo Macuozet es nombrado Presidente del Consejo Nacional de la Propagación de la Fe y de San Pedro Apóstol.

  • FUNDADOR

    Juana Bigard

    La fundadora de la Obra de San Pedro Apóstol nació en Mortagne, Francia. Cuando ella tenía 18 años su padre se quitó la vida; por eso, Juana hace la promesa de ofrecer su vida por la salvación de su padre y del mundo en general.

    En 1888 Juana recibe una carta de Mons. Cousin, Obispo de Nagasaki, donde le hace ver la importancia de los seminarios de clero nativo en tierras de misión. Desde entonces, ella y su madre, Estefanía, trabajan arduamente por apoyar a los seminaristas, viendo recompensado su esfuerzo hasta el año 1895, cuando la Santa Sede aprueba la Obra de San Pedro Apóstol.

    Juana Bigard fallece el 28 de abril de 1934.

  • OBJETIVOS

      • Animar el espíritu de solidaridad cristiana para que surjan vocaciones y se incremente el clero nativo en territorios de misión.
      • Promover las becas y donativos para formación de los candidatos nativos al sacerdocio y a la vida religiosa.
      • Promover la oración permanente en favor de la evangelización de los pueblos
      • Convocar y formar promotores de la Obra Misional Pontificia de San Pedro Apóstol en las diócesis, y elaborar el perfil de estos colaboradores
      • Establecer, junto con el Consejo Nacional de las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México, vínculos con las regiones y provincias
      • Establecer vínculos con las Comisiones Episcopales del Clero y de Vocaciones y Ministerios de la Conferencia del Episcopado Mexicano
      • Conocer a los bienhechores y reconocer sus esfuerzos y entregas
      • Conocer e informar al Pueblo de Dios sobre el destino de las becas, estableciendo relaciones con las instituciones pontificias y casas de formación del clero nativo
      • Coordinarse con todas las áreas y departamentos de las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México para llevar a cabo los diversos proyectos y actividades de la Obra.

      Cfr. Estatuto de las Obras Misionales Pontificias, Art. 11

  • ACTIVIDADES

    La Obra de San Pedro Apóstol quiere cosechar la generosidad espiritual y material del Pueblo de Dios que peregrina en México para ofrecerla en favor de la formación de las vocaciones nativas, tanto de las religiosas, los religiosos y los sacerdotes. Por eso, año con año, se diseña, elabora, imprime y distribuye un cartel alusivo a la Jornada de las Vocaciones Nativas, la cual se realiza en el tercer domingo del mes de agosto.

    Asimismo, la Secretaría Nacional de la OSPA, a través de retiros y encuentros, anima a los seminarios de nuestro país, para infundir en ellos la conciencia misionera universal. También realiza talleres de capacitación con la finalidad de informar, animar y formar a los equipos diocesanos misioneros de la OSPA para una mayor eficacia en la promoción misionera sobre la formación de las vocaciones nativas.

     

Obra de la Propagación de la Fe

 

  • HISTORIA

    La Obra de la Propagación de la Fe surgió en Lyon, Francia, en 1822, por un grupo de laicos, con María Paulina Jaricot como figura central. Este grupo tomarían la iniciativa de recaudar fondos a favor de las misiones y de orar diariamente por la conversión de los no-cristianos, por la perseverancia en la fe de parte de los católicos y por la prosperidad de las comunidades cristianas en los territorios extranjeros de misión.

    A partir de 1928 la Obra fue erigiéndose progresivamente en las Iglesias de los territorios de misión. Actualmente existe en más de 147 países.

    La Obra recibió el estatuto Pontificio el 03 de mayo de 1922 y su sede central fue transferida de Lyon a Roma; convirtiéndose de esta manera en el órgano oficial de la Iglesia para la cooperación misionera.

    A finales del año de 1839, diecisiete años después de la fundación de la Obra de la Propagación de la Fe, el Consejo Central de esta Obra dirigió una invitación a los Señores Obispos de México, para que conocieran y nombraran en sus Diócesis un encargado o corresponsal de la Obra.

    Existe la posibilidad de que esta Obra haya sido conocida antes de 1841; sin embargo, no hay noticia de ello hasta este mismo año, siendo el primer propagandista Don Juan Bascones, español radicado en México.

  • FUNDADOR

    Paulina Jaricot

    La fundadora de la Propagación de la Fe nació en la ciudad de Lyon, Francia, hija de Antonio Jaricot y Juana Lattier.

    El 3 de mayo de 1822 funda el primer grupo de la propagación de la fe, inspirada por su hermano Philéas, que fue misionero. Paulina extiende las reuniones para hacer un Rosario viviente, en el que conjuga la oración y la cooperación económica en favor de las misiones, que para 1834, contaba con cerca de un millón de asociados.

    Paulina Jaricot muere el 9 de enero de 1862, pronunciando estas palabras: "¡María! ¡Oh madre mía! ¡Os pertenezco totalmente!"

  • OBJETIVOS

    • Formar, informar, promover y fortalecer la misión ad gentes en la solidaridad económica con la ayuda de todo el pueblo de Dios.
      • Formar a los bautizados mexicanos para que tomen conciencia y asuman su vocación misionera universal.
      • Despertar en los jóvenes y en las familias de nuestro país la entrega de por vida a la vocación misionera.
      • Informar al pueblo de Dios en nuestro país de la situación de las misiones en el mundo.
      • Concientizar a las Iglesias particulares sobre su responsabilidad en la animación y cooperación en favor de las misiones.
      • Educar a los jóvenes mexicanos en la justicia, formándolos en la Doctrina Social de la Iglesia, para lograr la entrega de sí mismos en favor de las misiones.

      Cfr. Estatuto de las Obras Misionales Pontificias, Art. 6

  •  

  • ACTIVIDADES

    Año con año, la Obra de la Propagación de la Fe diseña, elabora y distribuye catequesis para el desarrollo de la Jornada DOMUND (Domingo Mundial de las Misiones). Con ello, se propone que todo el Pueblo de Dios se comprometa en la misión evangelizadora de la Iglesia universal. Por ello, la obra quiere ser el eje motor en torno al cual giren las diferentes iniciativas y acciones a favor de la misión ad gentes en cada una de las Iglesias particulares de México.

  • HISTORIA

    HISTORIA

    La Unión Misional del Clero fue fundada en Italia por el Pbro. Pablo Manna en 1916, y desde el principio recibió la aprobación de la Santa Sede. Su finalidad propia era fundamentalmente de carácter espiritual y doctrinal, y por eso su tarea se dirigió promover el espíritu y las vocaciones misioneras. La Unión se extendió muy rápidamente a la mayor parte de las diócesis del mundo.

    En México, la Obra toma presencia hacia el año 1938 con Mons. José Ignacio Márquez, el primer Presidente Nacional de la Unión. Siendo Arzobispo de Puebla, Mons. José Ignacio Márquez se preocupó por la formación espiritual misionera de los socios de la Obra, que en un primer momento eran sacerdotes. En los mismos años en que se celebraron los dos primeros Congresos Nacionales Misioneros (1942 y 1948), se celebraron también los dos primeros Congresos Nacionales de la Unión Misional del Clero. En estos Congresos se impartieron lucidísimas conferencias dictadas por especialistas y doctas personas en la materia.

  • FUNDADOR

    FUNDADOR

    Pbro. Paolo Manna

    El fundador de la Pontificia Unión Misional nació en Avellino, Italia. Mientras estudiaba filosofía en la Universidad Gregoriana siguió a la llamada del Señor y entró en el Seminario de Teología del Instituto para las Misiones Extranjeras de Milán. El 19 de mayo de 1894 fue ordenado sacerdote en la catedral de Milán.

    El 27 de septiembre 1895 partió para la misión de Toungoo en el este de Birmania, donde trabajó diez años hasta 1907, cuando regresó a Italia por enfermedad.

    Para el año 1914 puso en marcha la Propaganda Missionaria, un periódico de gran formato popular con una gran circulación. Dos años despues, en el año de 1916, fundó la Unión Misional del Clero.

    Paolo Manna murió en Nápoles, el 15 de septiembre de 1952.

  • OBJETIVOS

    OBJETIVOS

    • Impulsar la formación e información misionera de los sacerdotes, de los miembros de los institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica, de los laicos consagrados, de los seminaristas y aspirantes a la vida religiosa en todas sus formas, así como de todos los que de algún modo están implicados en el ministerio pastoral de la Iglesia.
    • Difundir el espíritu misionero en las diferentes diócesis de México, y de manera especial en los agentes de la pastoral, a fin de fomentar la cooperación misionera.
    • Diseñar proyectos integrales que ayuden a los formadores de seminarios y casas religiosas a asumir la dimensión misionera en todos los procesos formativos de las/os aspirantes.
    • Establecer alianzas con universidades, centros e institutos de estudios superiores para optimizar la formación misionera ad gentes.
    • Establecer vínculos con las Comisiones y Dimensiones Episcopales afines a la misión, la formación, la promoción de vocaciones, etcétera.
    • Promover el capital intelectual, integrando a expertos en misionología y ciencias auxiliares, además de la producción de contenidos formativos en el área misionológica.

    Cfr. Estatuto de las Obras Misionales Pontificias, Art. 21

  • ACTIVIDADES

    ACTIVIDADES

    Ejercicios espirituales. Con el fin de cumplir con sus objetivos, la Pontificia Unión Misional predica ejercicios espirituales a comunidades religiosas, seminarios, presbiterios y laicos comprometidos.

    Encuentro de Misioneros Extranjeros. Tiene como finalidad introducir a la realidad político-social, religiosa y cultural de nuestro país a los misioneros que aquí prestan sus servicios, ya sean estos misioneros de otras nacionalidades o mexicanos que regresan de misiones después de estar años fuera de nuestro país.

    Curso Latinoamericano de Animación Espiritualidad Misionera (CLAEM). La finalidad del CLAEM es capacitar teológica, espiritual y metodológicamente a los animadores misioneros para que, en coordinación con los Directores Nacionales y Diocesanos de Misiones, puedan impulsar el espíritu misionero en todos los sectores del pueblo de Dios. Se realiza durante cuatro semanas, ordinariamente en el mes de julio.

OBRA DE LA SANTA INFANCIA Y ADOLESCENCIA MISIONERA

  • HISTORIA

    Esta Obra nació en Francia en 1843 y fue fundada por Mons. Carlos Augusto Forbin-Janson, quien fuera Obispo de Nancy, el cual, conmovido por la situación de miseria y abandono de los niños en China, decidió crear la IAM con lineamientos parecidos a los que tenían la Obra de la Propagación de la Fe. Como dato curioso, la Obra en un primer momento es conocida como “Obra de los niños chinos” (y posteriormente como la “Santa Infancia”).

    Diez años pasaron para que México diera el primer aporte económico para ayudar a esta Obra, y es Campeche la diócesis que aparece como el primer lugar de México que da una cooperación de 250 francos, de lo cual se infiere que la Obra empezaba a ser conocida en algunas entidades del País, y sin duda, las que pusieron las primeras semillas de amor en los niños mexicanos para con la Obra de la Santa Infancia, son las congregaciones de origen francés, principalmente las Hermanas de la Caridad y las Hijas de la Caridad.

  • FUNDADOR

    Mons. Carlos Augusto Forbin-Janson

    El fundador de la Infancia Misionera nació en Paris, Francia. Su padre fue el célebre marqués de Janson, teniente general del ejército, y su madre descendía de los príncipes de Galean.

    Ingresó al seminario de San Sulpicio en 1809; a los 33 años fue ordenado sacerdote en Chambery y en 1824 fue nombrado Obispo de Nancy y de Toul.

    El 19 de mayo de 1843 funda, por inspiración de Paulina Jaricot, la Obra de la Santa Infancia, donde los niños, ofreciendo cinco céntimos al mes y rezando una breve oración, colaboran con la misión.

    Mons. Forbin Janson fallece el 11 de julio de 1844.

  • OBJETIVOS

    • Generar y acrecentar la conciencia misionera en los niños y adolescentes del país.
    • Involucrar a los sacerdotes, religiosos y religiosas, los padres de familia, catequistas, educadores, colegios, etcétera.
    • Diseñar, publicar y distribuir subsidios para la formación misionera de niños y adolescentes.
    • Organizar y promover proyectos de formación y animación misionera en coordinación con los planes pastorales diocesanos.
    • Promover la cooperación misionera en el espíritu del lema de la IAM: “los niños ayudan a los niños”

    Cfr. Estatuto de las Obras Misionales Pontificias, Art. 13

  • DECÁLOGO DE LA IAM

    1. Un niño misionero mira a todos los hombres con ojos de hermano.
    2. Un niño misionero conoce a Jesús, ama como Jesús, no se avergüenza de hablar de Jesús.
    3. Un niño misionero reza todos los días a su Padre Dios por sus hermanos, los niños de todo el mundo, y quiere que conozcan a su Madre, la Virgen.
    4. Un niño misionero siempre dice: ¡Gracias!
    5. Un niño misionero goza de poder dar, y de que los otros también puedan gozar al darle a él.
    6. Un niño misionero está alegre en el servicio.
    7. Un niño misionero sabe que su persona es más necesaria que su dinero.
    8. Un niño misionero es generoso, aunque le cueste.
    9. Un niño misionero busca soluciones y las encuentra.
    10. Un niño misionero siempre piensa en nosotros.
  • QUIERO SER MIEMBRO

    Pueden formar parte del grupo de la IAM todos los niños y adolescentes que quieran ser amigos y misioneros de Jesús a partir de los 4 hasta los 15 años de edad. Los más pequeños son recibidos en la Obra y los papás colaborarán con ellos. Es recomendable que el grupo sea mixto.

    Después de los 15 años cumplidos, pasan a formar parte de la Obra de la Propagación de la Fe (PF) en la Liga Misional Juvenil.

    Si requieres mayor información, te invitamos que te comuniques con nosotros a los teléfonos de oficina: (0155) 5750 0544, Lada sin costo 01800 561 6780 o al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • QUIERO FORMAR UN GRUPO IAM

    Para formar un grupo de la IAM, es necesario que en las reuniones de catecismo parroquial, en las clases de educación en la fe o en los colegios, se les exponga y motive sobre:

      • La vocación misionera de todo bautizado.
      • La miseria material y espiritual en que viven millones de niños y adolescentes en los países de misión.
      • El bien que se les puede hacer.
      • Lo que Cristo y la Iglesia esperan de ellos.
      • Lo que es la Infancia y Adolescencia Misionera.

     

      • Se nombra un jefe de equipo.
      • Se eligen un lema o pregón, que les distinga y manifieste su ideal misionero.
      • Se determina la periodicidad de las reuniones del Equipo; de preferencia que sea semanal.
      • Se entrega a cada uno la credencial y el broche que lo acredita como miembro activo de la Infancia y Adolescencia Misioneras. (cuando sea ya digno de ellos, el tiempo lo determina el asesor).

     

    Una vez que existen niños y adolescentes interesados en pertenecer a este grupo, lo que pueden realizar es lo siguiente:

    • Los niños o adolescentes se forman en equipos de doce, a ejemplo de los apóstoles; puede ser mixto.
    • Cada miembro del equipo escoge el nombre de un apóstol a quien tratará de imitar.
    • Los miembros escogen un nombre para su equipo, también un patrono a quien le rezarán especialmente en cada reunión.

    Si requieres mayor información, te invitamos que te comuniques con nosotros a los teléfonos de oficina: (0155) 5750 0544, Lada sin costo 01800 561 6780 o al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • ACTIVIDADES

    Cada año, en México, el tercer domingo de febrero, se celebra la Jornada DOMINF (Domingo de la Infancia Misionera), en la cual se incrementa la oración por las misiones y los misioneros, se recolecta la ofrenda económica y se realizan muchas otras actividades para promover la Pontificia Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera en todos los sectores del pueblo de Dios.

    Cada Jornada DOMINF tendrá un tema y difusión especial, que se origina y orienta desde la Dirección Nacional, a través de carteles alusivos a dicha Jornada.

  • CURSOS DE FORMACIÓN

    Las Obras Misionales, preocupadas por la buena formación de aquellos que están al frente de los grupos de la IAM, realiza año con año la Escuela de Animación Misionera (ESAM), la cual es un proceso de formación donde se estudian y reflexionan los elementos fundamentales de la pastoral misionera, para poder realizar un mejor servicio como animadores o asesores de los niños y adolescentes en la Infancia y Adolescencia Misionera. La ESAM consta de dos niveles; cada nivel se cursa durante la primera semana de Pascua.

     

Alaba a Dios alzando las manos

inclínate ante tu Señor

 a tu hermano dale la mano

y con el dedo haz una cruz

 la ra la, la, la ra la, la,la,la... (2)

(Dedo, mano, rodilla, lengua, panza, hermano)

[cambio de parejas]

con el dedo... con la mano... con tu hermano... haz una cruz

la ra la, la, la ra la, la,la,la... (2)

El evangelio que nos habla de Jesús

La buena nueva esa palabra hecha por Dios

somo llamados a llevar a los confines

este mensaje de esperanza, llena de amor

De norte a sur hablemos de Jesús

de este a oeste lleguemos con su luz

a el ________ llegaremos por doquier

ser misionero es parte de mi ser (2)

Hay tantos niños que viven en las montañas

que necesitan que les hablen del amor

celebremos como los hijos del señor

es nuestra guía y nos protege su bendición

De norte a sur hablemos de Jesús

de este a oeste lleguemos con su luz

a el ________ llegaremos por doquier

ser misionero es parte de mi ser (2)

Hay tanto joven que no se acerca a Jesús

Dios necesita de su alegría e inquietud

recuerda siempre que Dios nos guía

el evangelio como discipulos hay que anunciar

De norte a sur hablemos de Jesús

de este a oeste lleguemos con su luz

a el ________ llegaremos por doquier

ser misionero es parte de mi ser(2)

El evangelio que nos habla de Jesús

La buena nueva esa palabra hecha por Dios

somo llamados a llevar a los confines

este mensaje de esperanza, llena de amor

De norte a sur hablemos de Jesús

de este a oeste lleguemos con su luz

a el ________ llegaremos por doquier

ser misionero es parte de mi ser(2)

Por aquí va pasando un joven de Galilea (4)

–y me dijo como alabar a Dios (4)

Las manos arriba, Las manos abajo Las manos arriba,

las manos abajo y alabando a Dios (2)

Por aquí va pasando un joven de Galilea (4)

–y me dijo como alabar a Dios (4)

Media vuelta a un lado, media vuelta al otro,

Media vuelta a un lado, media vuelta al otro pero con sabor...(2)

Por aquí va pasando un joven de Galilea (4)

–y me dijo como alabar a Dios (4)

La cadera a un lado, la cadera al otro La cadera a un lado,

la cadera al otro pero con sabor...(2)