»»Descargar el documento Convencidos del gran bien que es el anuncio de Cristo a la humanidad, preparamos este material como Instrumentum Laboris para el V Congreso Americano Misionero, a celebrarse durante el mes de julio del año 2018 en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). Con él, queremos que todos los delegados y participantes en el Congreso dispongan de unos contenidos previos que pueden servirles para la preparación personal y de los grupos eclesiales a los que pertenezcan.
El Encuentro Nacional de la Unión de Enfermos Misioneros, celebrado cada año, es un espacio de encuentro alegre, fraterno y entusiasta, de uno de los sectores que en ocasiones es relegado hasta en nuestra propia comunidad eclesial: los enfermos y sus visitadores.
El Congreso Americano de Misiones, celebrado cada cinco años, tiene sus antecendentes en el VII Congreso Nacional Misionero (CONAMI) celebrado en México en 1977. Durante este Congreso, se pretendía expandir el espíritu de la animación y cooperación misionera a toda América del centro, sur y el caribe, por lo que surgió así el primer Congreso Misionero Latinoamericano (COMLA), el cuál derivó años más tarde en el CAM.
El Congreso Nacional Misionero, celebrado cada cinco años, es un espacio de encuentro alegre, cercano y fraterno de la comunidad eclesial que peregrina en México y en el mundo, en el que se ora, se estudia, se reflexiona, se celebra y se comparten experiencias sobre la permanencia, la urgencia y los desafíos de la misión ad gentes de la Iglesia. En cada Congreso Nacional Misionero, la Iglesia mexicana se ha esforzado por encontrar una manera concreta de revitalizar su compromiso…
El Congreso Nacional Juvenil Misionero, celebrado cada tres años, es un espacio de encuentro alegre, cercano y fraterno de la Iglesia joven de México, en el que se tiene un encuentro personal con Cristo —a través de la oración, el estudio, la reflexión, la celebración y el intercambio de experiencias misioneras— para que los jóvenes retomen el compromiso bautismal: salir a anunciar la Buena Nueva a todos los rincones del mundo.
El Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera, celebrado cada dos años, tiene como finalidad incrementar la animación misionera en la niñez y adolescencia mexicana, para lograr una mayor cooperación —tanto material como espiritual— al servicio de la Iglesia universal en su exigencia de hacer presente a Cristo en todo el mundo.