Nombramiento Monseñor Carlos Aguiar

 

 

 

 

 

El Papa Francisco ha nombrado Cardenal a S.E. Mons. Carlos Aguiar Retes

 

El domingo 9 de octubre, después del rezo del Angelus, el Santo Padre Francisco anunció un consistorio para la creación de nuevos Cardenales de 11 países de los cinco continentes. S.E. Mons. Carlos Aguiar Retes, Arzobispo de Tlalnepantla, es uno de los Cardenales electos.

 

En la solemnidad de Cristo Rey y conclusión del Año extraordinario de la Misericordia, será la Concelebración de la Santa Misa del Papa Francisco con los nuevos Cardenales.

 

S.E. Monseñor Carlos Aguiar Retes nació el 9 de enero de 1950 en Tepic, Nayarit, México y fue ordenado Sacerdote para la Diócesis de Tepic el 22 de abril de 1973.

 

Obtuvo la Licenciatura en Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (1974-1977). Y el Doctorado en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana (1993-1996).

 

De 1992 a 1993 colaboró en la traducción de la Biblia de América. Además del español, conoce el italiano, inglés, francés y alemán.

 

El 29 de junio de 1997 fue consagrado Obispo de Texcoco, diócesis sufragánea o dependiente de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla.

 

En el CELAM fue Secretario General (2000-2003), Primer Vicepresidente (2003-2007), y Presidente del Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo (2007-2011).

 

En la CEM fue Secretario General (2003-2006), y Presidente de la misma (2006- 2012).

 

Su Santidad Benedicto XVI lo nombró miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso el 8 de marzo de 2007 y desde el 31 de marzo de 2009 es Arzobispo de Tlalnepantla.

 

El 9 de octubre de 2016, el Papa Francisco anunció la creación de 13 Cardenales electores, entre ellos S.E. Mons. Carlos Aguiar Retes.

 

Las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México, felicitamos a S.E. Mons. Carlos Aguiar Retes por la nueva misión que ahora comienza.

 

Que Cristo Jesús, el Misionero del Padre “que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad” (1Tm 2,4) le fortalezca en todo momento.