Salud y bendición para cada uno de ustedes...

 Salud y bendición para cada uno de ustedes, de parte del Señor Jesús, Misionero del Padre.

 

En medio de la era de la información y de las comunicaciones, la Iglesia, fiel al designio de Dios Padre, “que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad” (1 Tm 2,4), continúa buscando incansablemente las formas y los medios más apropiados que ofrece el mundo en cada momento histórico para seguir dando el mejor servicio que ella puede ofrecer a la humanidad: la evangelización.

Después de un largo período de vicisitudes y contratiempos, las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México ponen a su disposición este sitio web. En el marco de su misión evangelizadora, la Iglesia confía en que todos sus hijos, “al utilizar estos medios, lejos de padecer daños, como sal y como luz, darán sabor a la tierra e iluminarán el mundo; además invita a todos los hombres de buena voluntad, sobre todo a aquellos que dirigen estos medios, a que se esfuercen por utilizarlos únicamente en bien de la sociedad humana cuya suerte depende cada vez más del recto uso de éstos” (Inter mirifica, 24).

Pidiendo la intercesión maternal de Santa María de Guadalupe, Estrella de la evangelización, emprendamos con entusiasmo y esperanza nuestra labor misionera también en este nuevo territorio: el mundo digital.

 

 

Fraternalmente

Pbro. Lic. José Ayala Madrigal