XVII CONIAM

“Discípulos misioneros en salida, anunciemos el Evangelio de la vida”

Con gran alegría se llevó a cabo la fiesta de los niños y adolescentes misioneros de México, mejor conocida como CONIAM (Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera), y tuvo lugar del 26 al 29 de enero 2017 en San Luis Potosí.

La apertura de este Congreso Misionero se realizó el jueves 26 de enero en las Instalaciones de la Feria Nacional Potosina que albergó a más de siete mil niños y adolescentes que llegaron desde el norte hasta el sur de México para compartir su fe y aclamar con entusiasmo el lema del Congreso “Discípulos misioneros en salida, anunciemos el Evangelio de la vida”.

Algunas de las características de este momento fueron la solemnidad de los honores a las banderas de México y del Vaticano, la acogida y entusiasmo de las autoridades civiles y eclesiásticas y la presencia de Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México quien, en su homilía dijo a los niños y adolescentes “Quiero recomendarles oración y fe, con esto podemos hacer milagros”.

El viernes 27 de enero, a partir de las 9 de la mañana comenzaron a llegar los entusiastas congresistas quienes, mientras se dirigían a tomar su lugar, entonaban porras, cantos y aclamaciones misioneras. Se prosiguió con la entronización de la reliquia de San José Sánchez del Río, mártir mexicano, canonizado por el Papa Francisco el 16 de octubre de 2016 en la Plaza de San Pedro. Una de las sorpresas que se dieron en el XVII CONIAM, fue la proclamación de San José Sánchez del Río como Patrono de la Infancia y Adolescencia Misionera de México.

Enseguida se entronizó la Sagrada Escritura y se realizó un momento de oración que estuvo a cargo de S.E. Mons. Juan Manuel Mancilla Sánchez, Responsable de la Comisión Episcopal para la Pastoral Profética y Obispo de Texcoco quien invitó a los congresistas a que, al salir del CONIAM fueran a toda hora misioneros y a pedir a San José Sánchez del Río que inspire a todos los niños al amor, al bien y al sacrificio.

Los temas de este día fueron: “Que los niños ayuden a los niños” por el Padre Salvador Padilla, Director Diocesano de Misiones en San Juan de los Lagos, “Discípulos misioneros en salida, anunciemos el Evangelio de la vida” por Osvaldo Esparza, Seminarista de San Luis Potosí y “Familia misionera – María misionera” por el Padre Aldo, Misionero de la Comunidad de Villaregia, quienes invitaron a los niños y adolescentes a ser misioneros y transmitir la alegría del Evangelio en la familia, en la escuela y con los amigos. La Jornada de este día terminó con un encuentro con Jesús Eucaristía donde se pidió por México y por el mundo entero.

El sábado 28 de enero, penúltimo día del XVII Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera, la Dra. Baptistine Ralamboarisom, Secretaria General de la Pontificia Obra de la Santa Infancia saludó a los congresistas y los invitó a ser misioneros cada día.

Posteriormente, se realizó la entronización de Ntra. Sra. de la Expectación que se venera en San Luis Potosí y que es titular de la Catedral. En la imagen se puede constatar la importancia de la vida, pues muestra al Niño Jesús en su vientre.

Este día sábado, que ha sido dedicado por la Iglesia para honrar a la Virgen María, tuvo lugar un acto mariano de gran trascendencia, ya que, ante Jesús Eucaristía, los niños y adolescentes misioneros rezaron un misterio del rosario por la paz del mundo y por la conversión de los pecadores.

Este momento de oración fue dirigido por María Teresa Dinardo, de nacionalidad italiana y Misionera del Movimiento Armada Blanca quien, con gran entusiasmo y creatividad, motivó a los niños para rezar y comprometerse a ayudar a la Virgen María a traer la paz al mundo.

Durante el día, después de cada tema, se fueron rezando los otros cuatro misterios del rosario, fue así que, durante la Jornada del sábado, se pidió por los Continentes de África, América, Europa, Oceanía y Asia.

Los temas que se expusieron este día fueron: “La alegría de evangelizar” por la Hna. Lina, Misionera de Ntra. Sra. De África, “Constructores de la misericordia y de la paz” por el Padre Salvador Muñoz Ledo Ruvalcaba, Misionero de Ntra. Sra. De África, y “Cuidado de nuestro mundo” por la Hna. Maite Sanz de Pablo, Misionera de Ntra. Sra. De África, donde se hizo conciencia a los niños y adolescentes sobre la responsabilidad que tienen como misioneros y como bautizados de ser testigos del amor de Dios, del amor a los hermanos y del amor a la casa común.

Para culminar las actividades de este día, los congresistas acudieron a las Parroquias donde se hospedaron para participar allí de la Santa Misa y de un convivio misionero.

Los días viernes y sábado se contó con la presencia de misioneros que compartieron su testimonio de amor a Dios y a los hermanos. Cabe destacar la presencia de Manuel Alejandro Morales Montoya, un adolescente, originario de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas que compartió la historia de su vida conmoviendo a los congresistas  y ganándose un fuerte aplauso lleno de admiración y apoyo a su deseo de seguir evangelizando.

La presencia de los Señores Obispos, de los sacerdotes, seminaristas, consagrados, misioneros, catequistas, asesores de la Infancia y Adolescencia Misionera, padres de familia y todos los congresistas, hizo verdaderamente del XVII CONIAM una gran fiesta misionera que se celebró durante cuatro días.

Como en todos los Congresos que organizan las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México, no pudo faltar la peregrinación misionera que se llevó a cabo el domingo 29 de enero 2017 partiendo de la Basílica Menor de Guadalupe de San Luis Potosí hacia la Feria Nacional Potosina.

Todos los congresistas hicieron un recorrido de cuatro kilómetros aproximadamente dando testimonio de su fe, con cantos, bailes y porras, que los mantuvieron alegres y motivados a pesar de la intensa ola de frío que durante ese día recorrió casi todo el País de México.

La Misa de clausura del XVII Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera tuvo lugar en las instalaciones de la Feria Nacional Potosina (FENAPO) y fue presidida por S.E. Mons. Jesús Carlos Cabrero Romero, Arzobispo de San Luis Potosí quien dijo a los congresistas “Atrévete, como se han atrevido los Santos, a amar a Jesús, a ser como Jesús y a actuar como Jesús”.

La vivencia de la fiesta misionera de los niños y adolescentes de México nos impulsa y motiva a continuar cultivando y fortaleciendo nuestra fe en todo momento.

Pidamos por los niños y adolescentes de México, para que Dios siga sembrando en ellos la semilla de la fe y para que los ayude a ser amigos de Jesús, a buscar más amigos para Jesús y a dar testimonio de una vida alegre, sencilla y generosa.

 

Hna. María de Jesús Jiménez Ortiz EEP 

TV y RS