Temática XV CONAMI

 

“Testigos alegres del Evangelio, anunciando la Misericordia del Padre”

 

Del 27 al 30 de octubre de 2016 se llevó a cabo el XV Congreso Nacional Misionero (CONAMI) en la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. En esta gran fiesta misionera participaron más de tres mil congresistas provenientes de toda la República Mexicana.

 

S.E. Mons. Fabio Martínez Castilla, Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, en su mensaje de bienvenida expresó: “Vivimos en un mundo necesitado de misericordia, nuestro Congreso nos invitará por una parte, a saborear la misericordia del Padre, y por otra, a ser testigos alegres de esta Misericordia única, capaz de transformar nuestro mundo tan lleno de sufrimiento por falta de amor y de compasión”.

 

“El Señor Jesús nos invita a ser sus compañeros de misión, capaces de contagiar y de transformar a tanta gente necesitada de ternura, de amor, de misericordia. Seamos testigos alegres, buenos samaritanos que hemos hecho de Jesús nuestra riqueza y pasamos por este mundo haciendo el bien, hablando menos y amando más”.

 

En el marco del Año jubilar extraordinario de la misericordia, se impartieron cuatro Conferencias Motivadoras tituladas:

 

“La familia humana y la creación claman la misericordia del Padre” por el Pbro. Dr. Salvador Valadez Fuentes quien señaló “Detrás de tantas situaciones dolorosas que hoy vivimos, en todos los contextos afloran las grandes preguntas, la gran pregunta del ser humano ¿dónde está Dios? Porque muchísimos en medio de la aflicción que padecen no quieren oír hablar de Dios. Desean sentir a Dios, desean sentir el consuelo de su presencia o como el Papa dice, el bálsamo de la ternura de Dios, es lo que reclaman, pero no solo la humanidad en sus diversos contextos, los individuos, la familia, sino la creación misma clama, porque está grandemente herida por todo el desastre que hemos generado en ella.

 

La invitación que hago a todos los que leerán esta entrevista, es que verdaderamente nos pongamos en la sintonía de Dios, que nos demos tiempo para escuchar en el silencio de nuestro interior esos gritos, aprender a observar y a escuchar y desde ahí dejar que el espíritu nos indique, porque estoy convencido de que si no involucramos nuestro corazón, que llegue a sentir la compasión ante esos gritos de dolor, no podremos ser misericordiosos. La compasión es la puerta de la misericordia, es la antesala, y si no somos capaces de compadecernos, es decir, de padecer, de involucrar el corazón en el sufrimiento de los demás, no es viable que podamos ser testigos de la misericordia”.

 

S.E. Mons. Enrique Díaz Díaz, Obispo Auxiliar de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, compartió la Conferencia “Cristo misionero, rostro de la misericordia del padre” donde afirmó que “Cristo es misionero porque es enviado, porque está siempre en salida, en búsqueda con alegría. Muestra su misericordia porque no sólo se involucra con el pecador y miserable. Se hace uno con él, se asemeja en todo a él. Le ofrece gratuita y generosamente la salvación. Hoy tú eres el rostro misionero, misericordioso de Cristo ¿Cómo te miran los demás?”

 

Mons. Vittorino Girardi Stellin (MCCJ), Obispo emérito de Tilarán, Costa Rica compartió la Conferencia “Consagrados por el Espíritu para ser discípulos misioneros y testigos de la misericordia” quien aseguró que “Hoy el mundo necesita ver testigos de la misericordia de Dios. Hay que recordar que Dios te ofrece la misericordia, vive de la misericordia, muere por amor en la cruz. Su corazón ha quedado traspasado por amor, pero tanto amor sería inutilizado si el ser humano se aparta de este amor.

 

En ningún momento Dios hace la diferencia, a todos los ama inmensamente… Jesús en la cruz ofrecía su misericordia igualmente a los dos ladrones, pero sólo uno pedía misericordia. Porque ese amor de Dios se muestra sobre todo en el respeto. Hablar de la misericordia es hablar de la enorme responsabilidad que tenemos cada uno de nosotros de acudir a la misericordia de Dios”.

 

La cuarta exposición motivadora que llevó el nombre “Iglesia en salida, presencia de la misericordia del Padre” fue dirigida por el Pbro. Lic. César Augusto Ruíz Coutiño quien comentó “En la charla motivadora, toqué lo que significa la misericordia de Dios que es el corazón mismo del Evangelio. Y nosotros como Sacerdotes tenemos que aprender a llevar misericordia y a vivir la misericordia desde nuestra propia identidad; y dentro de los Planes Diocesanos de Pastoral no tiene que quedar al margen la misericordia de Dios, sino que tiene que ser el hilo conductor de una Pastoral misionera.

 

Una Iglesia en salida ¿Cómo? Haciendo lío y haciendo revolución, pero viviendo nuestra propia identidad. El Sacerdote como Sacerdote tiene qué ir a las plazas y manifestar precisamente la misericordia de Dios. Una Iglesia en salida en la cual nuestra Iglesia tiene qué desbordar misericordia y tiene qué vivir la misericordia de Dios acogiendo al pobre, al descartado por la misma sociedad.

 

Otras actividades importantes de los Congresos Nacionales Misioneros es la participación en los foros temáticos, donde se profundiza sobre algunos temas relevantes del mundo actual. En el XV Congreso Nacional Misionero que se realiza cada cinco años desde 1942, se llevaron a cabo ocho Foros donde se estudiaron los siguientes temas: La familia misionera y misericordiosa, Los pobres (periféricos existenciales), Las redes sociales, Los jóvenes, La mujer y su labor misionera, Los laicos y su compromiso misionero, Los indígenas,  y Los migrantes.

 

Y como es costumbre, el CONAMI culminó con la gran peregrinación misionera y la Misa de clausura donde se hace el envío de misioneros. En este Congreso, fueron enviados tres seminaristas a Hong Kong y a Japón, quienes pertenecen al Instituto de Santa María de Guadalupe para las Misiones Extranjeras, mejor conocido como misioneros de Guadalupe, Y una laica, Blanca Díaz Acevedo  fue enviada a Perú.

 

En el XV CONAMI participaron delegaciones de más de 38 Diócesis de la Patria mexicana y se contó con la presencia Obispos Sacerdotes,  Religiosos (as)  y laicos que alegres aclamaron “Testigos alegres del Evangelio, anunciando la Misericordia del Padre”.

 

 

Hna. María de Jesús Jiménez Ortiz, E.E.P. / Televisión y Redes Sociales